Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)


Hola a todos y a todas, aquí sigo con la continuación de los “actores de la cooperación internacional. En entradas anteriores vimos los actores multilaterales; en concreto, las instituciones financieras internacionales (como el FMI, o el BM); y continuamos con las instituciones no financieras internacionales, entre éstas los organismos de Naciones Unidas, el OMC y con esta entrada veremos el OCDE.

Como siempre, muchas gracias a UOC, por facilitar la información, así pues. Empecemos:

La creación de la OCDE se produjo en 1960, en sustitución de la Organización Europea de Cooperación Económica (OECE), que había sido creada en 1948. Actualmente cuenta con 30 miembros.

El artículo 1 del tratado constitutivo establece los objetivos de la organización:

  • Expansión de la economía y el empleo
  • Mejora del nivel de vida de los países miembros
  • Procurar mantener la estabilidad financiera y la contribución al desarrollo de la economía mundial. 
  • Contribuir a la expansión de los países miembros y de los países no miembros en situación de infradesarrollo económico.
  • Contribuir a la expansión del comercio internacional y estimular y armonizar los esfuerzos de ayuda de los Estados miembro hacia los países en desarrollo. 

 

Para llevar a cabo estos objetivos, se establecen los siguientes mecanismos:

  • Información a los miembros y a la organización para que puedan cumplir los fines propuestos
  • Consulta constante y estudios y proyectos que podrán ser llevados a cabo de común acuerdo y cooperación para lograr una acción coordinada. 

 

Son órganos de la OCDE, el Consejo, máximo órgano de gobierno, compuesto por representantes de todos los Estados miembros, el Comité Ejecutivo, compuesto por un grupo de representantes de 10 de los Estados miembros, de carácter permanente, y el secretario general. La Secretaría General está compuesta por direcciones y departamentos, entre los que se incluye la Dirección de Cooperación para el Desarrollo (DCD). 

Junto a los órganos anteriores se han ido creando diversos comités entre los que deben destacarse el de política económica, el de cambios, el de agricultura, el de pesca, el de medio ambiente y, de modo fundamental, el Comité de Ayuda al Desarrollo, del que nos hemos ocupado anteriormente. La Secretaría de la OCDE está financiada con las contribuciones de los Estados miembros, calculadas en función del tamaño de su economía. Además, los Estados miembros realizan, a veces, aportaciones voluntarias para financiar determinados programas o actividades.

Especial importancia tiene, como se ha podido comprobara hasta ahora, El Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD). Es uno de los principales comités especializados de la OCDE. Creado el 30 de septiembre de 1961, tiene como objetivo “promover la coordinación, la eficacia y una adecuada financiación de los esfuerzos internacionales en favor del desarrollo económico y social de los países en desarrollo”. Para ello, parte de la premisa de que son los países en desarrollo los responsables últimos de su desarrollo.

El CAD es el principal órgano de diseño de estrategias de cooperación y de valoración/evaluación de las políticas de cooperación de los países y organismos donantes, con la finalidad de mejorar el volumen y calidad de la ayuda. Para ello, el Comité de Ayuda al Desarrollo realiza cuatro tipos de actividades:

  • Examen periódico de los programas de cooperación realizados por los Estados miembros. Los exámenes, que se realizan cada tres años aproximadamente, analizan la aplicación por los Estados miembros de las recomendaciones del CAD, la gestión de las ayudas, incluyendo la coordinación con otros Estados, la coherencia de las políticas nacionales con los objetivos de la cooperación y las tendencias y volúmenes de la ayuda.
  • Establecimiento como foro de diálogo, intercambio de experiencias y formación de consenso internacional.
  • Elaboración de estadísticas e informes sobre la ayuda oficial al desarrollo.
  • Adopción de orientaciones y líneas directrices sobre la gestión de la ayuda al desarrollo.

Aunque las decisiones del CAD no son jurídicamente vinculantes, las recomendaciones influyen de manera importante en las decisiones de los Estados miembros.

Además, se ha elaborado el concepto de “financiación mixta” aplicable a los créditos mixtos, en los que una parte de la financiación se realiza con recursos de la ayuda y otra parte con créditos a la exportación, debiéndose distinguir entre la ayuda y la financiación asociada a operaciones comerciales.

El CAD también ha elaborado una lista de beneficiarios de la ayuda, distinguiendo países y territorios en desarrollo (parte I) y países y territorios en transición (parte II).

Finalmente, debe destacarse que el CAD ha establecido criterios en relación con la ayuda al desarrollo canalizada a través de organismos multilaterales. De acuerdo con dichos criterios, para que las aportaciones de recursos a dichas instituciones sean consideradas ayuda oficial al desarrollo, es necesario que dirijan la totalidad o parte de sus actuaciones al desarrollo de los países en desarrollo. En el caso de que sólo una parte de sus actividades tenga este objetivo, tan sólo se computará como ayuda al desarrollo el porcentaje que corresponda. Para completar este apartado, cabe hacer referencia a las principales cuestiones que, actualmente, son objeto de análisis en el ámbito del CAD, entre las que cabe destacar las siguientes:

  • Necesidad de armonizar los procedimientos tanto por lo que se refiere al seguimiento como a la evaluación de la eficacia de las ayudas, estableciendo a estos efectos objetivos mensurables.

  • Delimitación de la responsabilidad que incumbe a beneficiarios y donantes en los programas de ayuda, sobre la base de la máxima transparencia. A este ámbito se adscriben los problemas relativos a las ayudas ligadas y los efectos que las mismas pueden tener en los donantes y en los beneficiarios.
  • Relación entre desarrollo sostenible y crecimiento económico, de tal forma que las acciones de los donantes de dirijan a fortalecer la propia capacidad de los países en vías de desarrollo para sentar las bases de un desarrollo sostenible, tratando además de que, junto a las ayudas públicas, se movilicen inversiones privadas internas y externas.

 

Y hasta aquí todo por hoy. Ésta ha sido la última entrada en relación a las instituciones no financieras internacionales.

Muchas gracias a todos y a todas y no os perdáis en la siguiente entrada al siguiente actor multilateral:

 

“NINGÚN PAÍS NI SOCIEDAD ES POBRE. NOS EMPOBRECEN SISTEMAS OPRESORES”
TIDUS COOP.

Anuncios

7 comentarios en “Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s